Street Art

La llamativa paleta latinoamericana de Guache

¿De qué se trata la colorida pintura del artista colombiano participante del Festival de Street-art "Rusia-América Latina" Oscar González "Guache"? El "Pájaro del mundo", un trabajo muy original, que Oscar dibujó en el marco del Festival en julio, atrajo la atención de muchas personas.
Después del Festival de Moscú, el artista viajó a Tula para participar en el Festival de la amistad con América Latina "Tula+América Latina", y luego presentó varias obras en Colombia, Estados Unidos e Israel.
Ahora, la ciudad israelí de Ramle está decorada con "Encuentro de culturas", un muro de unos 70 metros de ancho y 1,9 metros de altura. El concepto se basa en el diálogo entre las dos culturas, los pueblos de Colombia e Israel. Esta idea se materializa en los elementos de la flora de ambos países, así como en los símbolos arquitectónicos y las representaciones de los monumentos históricos de la ciudad.
Se pueden llamar centrales dos elementos del lienzo. El primero es una mazorca de maíz brillante y colorida que representa la biodiversidad y la riqueza de Colombia, hecha en un estilo inspirado por las Molas del pueblo Kuna, que habita la región Caribe de Colombia. El maíz tiene mucha importancia para varios países de América Latina, es un símbolo del trabajo de los agricultores, que durante siglos lo cultivaron a menudo como base de alimentación, es la memoria de los pueblos. También en el mural se representa una orquídea cattleya muy delicada y hermosa, la flor nacional de Colombia. El segundo son alusiones arquitectónicas en Ramla, símbolos de la ciudad y el país. Por ejemplo, las coloridas flores de calanit, la rama de olivo que simboliza a Israel.
El mural armenio de Guache es un retrato de un colibrí, el ave más pequeña y extraordinaria del mundo. En Colombia viven 135 especies de colibríes que habitan los bosques de montañas. Y recientemente, en el Norte de Colombia, después de 12 años de búsqueda, se encontró un colibrí ala de sable de Santa Marta, que anteriormente se había atribuido a los desaparecidos, un colibrí muy raro y casi elusivo. Al mismo tiempo, los científicos lograron fotografiar no a una hembra, sino a un macho, es por notar que las expediciones tuvieron la oportunidad de verlos solo dos veces: en 1946 y 2010.
En Turquía, Oscar González también se ha manifestado como un maestro de los colores, así como un artista con un estilo especial. La obra se llama “Amazon” y es un homenaje a una mujer que representa a la población indígena de la Amazonía, un homenaje a su trabajo: preservar la cultura ancestral a pesar de la colonización que no ve obstáculos en su camino. Este es un retrato de una joven valiente, líderesa del pueblo Murui de la región Amazónica de Colombia, que nos sorprende con su belleza y profundidad.