Street Art

“¡Ay, qué belleza! ¡Lepota!”

En las últimas décadas el arte callejero se ha convertido en una forma vívida de autoexpresión. Los graffiti, murales a gran escala y pinturas en las paredes ya llevan años formando el paisaje urbano y transformando los espacios públicos en lienzos cautivantes.
El arte callejero es una de las direcciones del arte y, por lo tanto, cada trabajo tiene su propio concepto, técnica, estilo y mensaje. A menudo, varias pinturas murales se combinan con un tema común, creando así una serie completa de obras. Uno de los artistas del Festival de Street Art "Rusia – América Latina", cuyo trabajo atrajo la atención de muchos espectadores, es Vlad Takhtau. Su reciente trabajo es una serie de murales en el distrito de Kurgan, ahora la ciudad de Dalmatovo está decorada con retratos de héroes de comedias populares de Leonid Gaidai.
Amados por generaciones, los héroes de las películas "Iván Vasílievich cambia de profesión", "Operación Y y otras aventuras de Shúrik", "La prisionera del Cáucaso, o Nuevas aventuras de Shúrik", “El brazo de brillantes”.
Los retratos de Vlad resultaron ser muy parecidos, reconocibles y brillantes, tan brillantes como los momentos de películas en sí. El artista cree que el arte debe unir a las personas y que cada uno puede encontrar algo en cada obra. Y, de hecho, las pinturas de Vlad unen generaciones enteras, son el símbolo de una época querida por muchos.
Todos conocemos las frases de las películas de Leonid Gaidai, muchas de ellas se han convertido en aforismos y se usan todavía. En este caso, el arte urbano de Vlad Takhtau no es simples bocetos de retratos, sino el acto de perpetuar un código cultural, características únicas que permiten identificar una cultura.