Street Art

Ciudad de street art

Cualquier ciudad - ya sea Montevideo, el prestigioso balneario de Punta del Este o un pequeño pueblo de provincia - es un espacio para la creatividad, en busca de formas de autorrealización y de transformación del propio entorno urbano, de sus habitantes. El arte urbano, street art o, como se le llama en Uruguay, murales es un espejo de los procesos que se dan en la sociedad, y que interesan a los habitantes, de lo que se quiere decir y lo que se quiere visualizar de cerca.

San Gregorio de Polanco es un fenómeno único, cuando casi toda la ciudad se ha convertido en un museo de arte contemporáneo al aire libre. Las casas de los habitantes ordinarios de la ciudad, las paredes de las tiendas, los hoteles, las escuelas, las paredes de las calles, los tanques de agua e incluso el asfalto de las carreteras: todo esto es arte urbano.
La ciudad de San Gregorio de Polanco está ubicada en el departamento de Tacuarembó, a casi 370 km al norte de Montevideo, a orillas de un lago artificial con una superficie de 1240 km, que surgió del Río Negro como consecuencia de la construcción de la mayor central hidroeléctrica - Rincón del Bonete.

A principios de los años 90 del siglo pasado, la apariencia de un pueblo costero común y corriente comenzó a cambiar. En 1993, un grupo de iniciativa independiente tuvo la idea de decorar las calles de la ciudad con las obras de los artistas como parte de la "semana del turismo" (la llamada semana no laboral en vísperas de Pascua).
Desde 1996, un grupo de uruguayos ingresó al nivel internacional, a este grupo gradualmente comenzaron a unirse personas afines tanto de otros países de América Latina como de otros continentes: artistas daneses y norteamericanos. En 2009, el nombre del museo también cambió: la geografía del proyecto se amplió para incluir toda la región de la cultura iberoamericana.

Desde hace 30 años, cada año la ciudad se engalana con nuevas obras, tanto de reconocidos artistas uruguayos como Gustavo Alamón, Tomás Blezio, Clever Lara así como de jóvenes autores poco conocidos. Cualquiera puede presentar una solicitud de participación, tanto el artista como el propietario de la casa, en cuya pared, como en un lienzo, se supone que debe colocarse una determinada imagen.
¿Sobre qué están pintando? Los temas para la creatividad urbana son personas asociadas a la historia de la región, así como personalidades de renombre mundial, eventos internacionales, aniversarios, fechas memorables. El autor comprende e interpreta lo que le apasiona y sobre que quiere hablar. Las obras pueden ser tanto realistas como abstractas; fácil de entender y de composición compleja, que requiere conocimiento del contexto o explicaciones; pintado o en relieve, creado con otros materiales (hormigón, azulejos, vidrio).
Así, en las paredes de San Gregorio de Polanco se puede ver al “maestro del tango” Carlos Gardel, a la escritora uruguaya Juana de Ibarbourou, a la artista mexicana Frida Kahlo, al grupo musical The Beatles. También hay imágenes de una comprensión creativa de la relación entre Uruguay y Argentina y la región del Río de la Plata, la interpretación del arte de Grecia, Roma, la cultura maya, la interacción del Nuevo y Viejo Mundo.
Ahora el museo es ampliamente conocido, está incluido en la lista del patrimonio cultural nacional, los turistas vienen regularmente a la ciudad para familiarizarse con el arte urbano y su formato único. Tenemos ante nosotros un vívido ejemplo de cómo la iniciativa creativa de los residentes y las acciones de las estructuras de poder de la ciudad, las organizaciones públicas pueden combinarse orgánicamente, lo que lleva a cambios positivos en el espacio urbano, la vida económica y cultural.

El artículo fue escrito por la etnógrafa, Candidato de ciencias históricas
Elena Stroganova, Grupo creativo "World Trend Project"