Noticias en español

Arte callejero anamórfico

Previo a su triunfo con el street art anamórfico, el artista se especializó en restauración de patrimonio arqueológico. Durante varios años él trabajó en la Península de Yucatán en México en la restauración de frescos. Con el tiempo, Carlos comenzó a prestar más atención a los dibujos callejeros detallados. Después de muchos años de práctica, el artista aprendió a crear la ilusión óptica perfecta: reptiles arrastrándose por el suelo, pájaros volando sobre el suelo, ballenas nadando sobre el asfalto.
Al crear coloridas ilusiones ópticas tridimensionales, Carlos cuenta con la ayuda de un juego magistral de sombras y perspectiva. Tal arte callejero atrae la atención de muchos turistas que intentan comprender cómo se crea ese dibujo.
Se puede interactuar fácilmente con cada una de estas creaciones. Basta con pedirle a tu compañero que elija un buen ángulo y obtendrás una foto completamente inusual, pero muy hermosa.
Una pequeña cita del propio artista: “Para mí, el mundo que me rodea es una fuente inagotable de inspiración. La naturaleza está llena de maravillas, así que trato de representar la belleza de todas las criaturas que veo colocándolas en un contexto surrealista, como un sueño mágico, dice él. Pero [me inspira] no solo eso, también creo que las personas pueden ser inusuales e inspiradoras también. Cada vez que leo sobre alguien que hace el bien, me da esperanza de un futuro mejor, así que aunque no suelo dibujar personas, sus acciones me motivan a ser creativo y trato de inspirar a otros con mi trabajo”.